Categorías
Consejos de viviendas en alquiler

Todo lo que tienes que saber para alquilar un local comercial

Cuando nos embarcamos en un nuevo negocio lo más importante es conseguir una oficina, para ello, debemos de pactar una serie de condiciones para poder alquilar un local comercial y obtener beneficios tanto nosotros como el arrendador.

Nuestra inmobiliaria cuenta con expertos especializados en negociar y realizar contratos de arrendamiento de locales y oficinas. De esta manera, queremos daros nuestros mejores consejos para alquilar un local comercial y conseguir los mejores requisitos.

¿Qué tener en cuenta para alquilar un local comercial?

Elegir un buen local es un factor decisivo para que nuestro negocio funcione. Es fundamental contar con toda la información necesaria de parte del arrendador y ser un poco curiosos antes de alquilar un local de negocio, puesto que no solo debe preocuparnos el precio del alquiler, sino su ubicación, si necesita de arreglos, la normativa impuesta por el ayuntamiento, entre otros.

Normativa municipal

Los contratos de arrendamiento de locales comerciales se rigen por la Ley de Arrendamientos Urbanos (Ley 24/1994 del 24 de noviembre). Aunque hay que conocer la normativa vigente en el ayuntamiento donde se va a realizar una actividad comercial. Puesto que, cada municipio cuenta con su propio reglamento respecto a los locales comerciales.

De esta forma, podremos conocer si se puede realizar nuestro negocio dentro del municipio, así como tener en cuenta si se realiza en una comunidad de vecinos de tener el consenso de los mismos para la actividad. También nos informaremos de las licencias necesarias para abrir el local.

Las licencias más habituales que todo empresario debe de obtener son la de apertura y de actividad, ya dependiendo del tipo de negocio serán necesarias otras como el acceso a minusválidos o manipulación de alimentos.

Otro punto muy importante antes de alquilar un local comercial es conocer mediante una nota simple del registro de la propiedad, quién es el dueño, superficie y si está libre de cargas.

normativa de tamaño de un supermercado

Localización del local

Otro punto importante y quizás una de las variables para que un negocio sea rentable, es conocer en profundidad la ubicación del local para alquilar. Lo primero de todo, es encontrar un local que tenga las medidas necesarias para poder realizar la actividad cómodamente y que cumpla con la normativa vigente.

Es fundamental conocer el público objetivo que tiene el negocio, ya que en función del producto que venda será mejor una zona de la ciudad u otra. Por ejemplo, una tienda de ropa económica lo más conveniente es ubicarla en el barrio más popular o centro comercial.

Siguiendo con el ejemplo anterior, al ser un negocio donde los consumidores deben de visitar el local, lo ideal es alquilarlo en una zona visible y de fácil acceso. También es muy importante, el tamaño y la disposición del escaparate para llamar la atención de los transeúntes.

Por otro lado, aspectos a tener en cuenta son que tenga conexiones de transporte público cercanas, que cuente con espacios de almacenamiento, entre otros. Como hemos comentado, todo ello depende de la actividad y público.

alquiler de un local para comercio a las afueras

Renta del alquiler comercial

Pactar la renta según el tipo de negocio que vas a realizar es la forma más común de hacerlo. A veces es necesario la ayuda de agentes inmobiliarios que nos asesoren y estén al tanto de los precios del mercado, como Ivercasa. No obstante, las opciones de renta de un local para comercio son:

  • Renta fija: se trata de la renta más común para alquiler de un local de uso comercial, donde el empresario deberá abonar la misma cantidad al arrendador.
  • Renta fija más renta variable: el arrendador obtiene a través de este contrato la renta de su local por dos vías: una renta fija durante todos los meses y una renta variable en función de los beneficios del empresario cada mes.
  • Renta escalonada: si se firma un contrato de arrendamiento de un local comercial con renta escalonada, se irá incrementando la cuantía anual mientras avanza la duración del contrato. Es ideal para negocios que están iniciándose.

Como regla general, para que salga rentable el arrendamiento de un local, los ingresos de la actividad comercial deben ser tres veces mayores que el precio del alquiler.

Por otro lado, también es necesario pactar la actualización de la renta de un local comercial, ya sea conforme al índice de precios al consumo (IPC); bien el IPC más X puntos, es decir, lo que suba el IPC anual más 4 puntos a partir del tercer año de arrendamiento; o por último, pactar que cada X años la renta se revise en función del mercado.

visita de una pareja de un local comercial arrendado

Duración del contrato

Los contratos de arrendamientos de locales se suelen pactar la duración del mismo, es decir, no nos encontramos a una duración obligatoria mínima impuesta por ley. De esta forma, las partes pueden pactar en función de sus intereses.

En estos casos, un contrato de alquiler de corta duración para locales puede ser beneficioso en negocios que están comenzando o bien han cambiado su ubicación. Aunque la parte negativa es que si el negocio prospera, el propietario puede pedir un mayor precio o no renovar el contrato.

En contratos de alquiler de locales para larga duración, el empresario se asegura de tener un local a su disposición, pero tiene la desventaja de que si no prospera debe de seguir pagando la cuota hasta que finalice el contrato. Nuestro consejo es pactar una cláusula de resolución del contrato de arrendamiento en cualquier momento sin indemnización al arrendador, así podemos finalizar el contrato cuando sea necesario.

Otra opción es realizar la firma de un contrato entre uno o dos años e introducir una cláusula por la cual podamos subarrendar o ceder el local a un tercero, más aún si el volumen de ventas es bajo o el negocio no está consolidado.

firma del contrato de arrendamiento de un local

Certificación de eficiencia energética

Revisar la certificación de eficiencia energética de un local de negocio es obligatoria, puesto que nos ayudará a calcular los costes sobre el uso y consumo energético del local. Más aún, en estos momentos de crisis energética, conocer cuál es el certificado del local nos asegurará que estamos eligiendo alquilar un local comercial de confianza y seguro.

Ahora ya sabemos las claves para alquilar un establecimiento para negocios y esperamos que os sirvan de ayuda. Siempre tened en cuenta las normativas y las exigencias de los arrendatarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *